20 frases desconcertantes que Mahatma Gandhi legó a la humanidad 
SARKIS ARSLANIAN B, VENEZUELAN, PANAMA, EEUU, LONDON, ESPAÑA, BARASIL, ARGENTINAS, INDUSTRIAL DE ALIMENTOS A NIVEL MUNDIAL, ECONOMIA, COMERCIO INTERNACINAL

Publicado el 30 de ene de 2013 7:56 am |
11 comentarios






Foto: Raúl Arboleda / AFP
(Caracas, 30 de enero. Noticias24) - Derrotar la violencia a través de la paz ha sido la más aguerrida de las tareas que ha enfrentado el ser humano durante los últimos 2000 años. La dificultad está ante las armas, ante los caudillos populistas que dicen lo que quiere escuchar una mayoría sin educación, ante la indiferencia por el dolor ajeno.
Gandhi fue uno de los que se atrevió, y por eso sus palabras siguen retumbando en los oídos de los violentos que golpean para disimular que realmente se arrastran.
Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.
Si la muerte no fuera el preludio a otra vida, la vida presente sería una burla cruel.
Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres.
Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.
Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia.
Cuando todos te abandonan, Dios se queda contigo.
Hay que vigilar a los ministros que no pueden hacer nada sin dinero y a aquellos que quieren hacerlo todo sólo con dinero.
Para una persona no violenta, todo el mundo es su familia.
En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle.
Los grilletes de oro son mucho peor que los de hierro.
No hay camino para la paz, la paz es el camino.
Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad.
Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.
Nunca hay que pactar con el error, aun cuando aparezca sostenido por textos sagrados.
No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.
No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias.
Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.
La violencia es el miedo a los ideales de los demás.
La plegaria no es un entretenimiento ocioso para alguna anciana. Entendida y aplicada adecuadamente, es el instrumento más potente para la acción.
Entiendo por religión, no ya un conjunto de ritos y costumbres, sino lo que está en el origen de todas las religiones, poniéndonos cara a cara con el Creador

Comentarios

Entradas populares de este blog

Panama LO MEJOR PARA VIVIR POR SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE

BRASIL CAMINÓ A LA SALVACIÓN AMEN