OMC: un latinoamericano como jefe del comercio mundial

OMC: un latinoamericano como jefe del comercio mundial 
FOR SARKIS ARSLANIAN B, VENEZUELAN, PANAMA, EEUU, LONDON, ESPAÑA, BARASIL, ARGENTINAS, INDUSTRIAL DE ALIMENTOS A NIVEL MUNDIAL, ECONOMIA, COMERCIO INTERNACINAL



OMC
El mexicano Herminio Blanco y el brasileño Roberto Azevêdo se disputan el cargo.
La Organización Mundial del Comercio (OMC) se apresta a elegir a un latinoamericano como su jefe, una decisión inédita que puede transformar su influencia global y en la propia región, afirman expertos.
El mexicano Herminio Blanco y el brasileño Roberto Azevêdo son los únicos candidatos que siguen en pugna por la dirección general de la OMC, en una carrera pareja que debe finalizar este mes y quizá esta semana.
Ambos contendientes buscaban apoyos de último momento entre los 159 países miembros de la organización antes de un voto previsto para el martes para definir quién reemplazará al francés Pascal Lamy en septiembre.
En la recta final muchos suelen subrayar las diferencias entre Blanco y Azevêdo o entre las políticas comerciales de sus países, señalando a México como más abierto que Brasil al libre intercambio.
Pero otros también notan que la elección de uno u otro puede suponer un cambio para la OMC, amenazada de inoperancia por el estancamiento de la ronda Doha de negociaciones globales que comenzó hace 11 años.
"La clave es que va a ser el primer director general de un país en desarrollo que va a cumplir un mandato regular completo", dijo Kim Elliott, experta del Centro para el Desarrollo Global, con sede en Washington, a BBC Mundo.

Cuestión de confianza

Elliott relató que en entrevistas que tuvo con siete de los nueve candidatos iniciales para encabezar la OMC fue común oir que parte de las dificultades para concluir la ronda Doha se deben a un problema de confianza en la institución basada en Ginebra.
A su juicio, el hecho de que el próximo director general sea de un país en desarrollo puede ayudarle a superar esa desconfianza, "que es sobre todo entre norte y sur".
"La clave es que va a ser el primer director general de un país en desarrollo que va a cumplir un mandato regular completo"
Kim Elliott, experta del Centro para el Desarrollo Global.
Blanco y Azevêdo han dicho que apuestan a revivir la OMC como el ámbito global de negociaciones comerciales, pero ninguno aportó un plan específico de cómo actuarían.
Tampoco se conoce exactamente qué países apoyan a cada candidato.
Azevêdo es visto por los analistas como alguien con un conocimiento amplio de la OMC tras casi cinco años sirviendo allí como embajador de su país.
Pero a favor de Blanco podría jugar el hecho de ser un candidato de fuera del sistema que negoció con éxito el acuerdo de libre comercio de México con Estados Unidos y Canadá en los años '90.

¿Como el Papa?

Desde 1993 hasta ahora, la OMC ha tenido directores de mandatos completos o parciales provenientes de Irlanda, Italia, Nueva Zelandia, Tailandia y Francia.
Pero Rodrigo Branco, economista de la Fundación Centro de Estudios del Comercio (Funcex) en Río de Janeiro, opinó que en los últimos tiempos la OMC ha reflejado "los valores que los países desarrollados representaban".
"Con la elección del mexicano o del brasileño cambia por lo menos política e ideológicamente", señaló Branco a BBC Mundo.
A su juicio, en el futuro la OMC podría tener una mayor tolerancia a políticas temporales de protección comercial como las que aplica Brasil para su industria automotriz, incluso si el próximo jefe fuera Blanco.
"Hoy México tiene una economía con cierto dinamismo, pero ya pasó por momentos muy difíciles después de la creación del NAFTA", dijo. "México aún tiene mucho que hacer y creo que puede aceptar mejor las demandas de países emergentes".
Gustavo Segré, economista y director de la consultora comercial Center Group, descartó desde Buenos Aires que un latinoamericano jefe de la OMC vaya a permitir "una fiesta sin control" de Brasil o Argentina en materia proteccionista.
Pero evaluó que sí podría cambiar el foco de atención de la institución, concentrándose en una "agenda positiva" para promover el comercio en vez de cuidar sólo el cumplimiento de las normas de la OMC.
Segré dijo que el efecto de ese cambio de enfoque podría ser comparable al que produjo en la Iglesia Católica la reciente elección del papa Francisco como primer pontífice latinoamericano.
"La actitud del Papa es totalmente diferente a los papas que han estado hasta ahora", sostuvo. "Y me da la sensación de que ese puede ser un contagio interesante para la OMC".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Panama LO MEJOR PARA VIVIR POR SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE

BRASIL CAMINÓ A LA SALVACIÓN AMEN