domingo, 16 de agosto de 2015

5 consejos para proteger la piel de lesiones por el sol extremo de las vacaciones POR SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE

5 consejos para proteger la piel de lesiones por el sol extremo de las vacaciones POR SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE

Exponerse al sol en la playa
Tomar el sol requiere su técnica para evitar quemaduras o, incluso, correr el riesgo de sufrir cáncer de piel.
A pesar de las intensas campañas para prevenir el cáncer de piel por exposición al sol, muchas personas en vacaciones se liberan de toda restricción y asumen como único objetivo disfrutar del clima y la playa.
Incluso hay quienes no utilizan protector solar, pues consideran que es para los niños, o para quienes se quedarán en la arena por mucho tiempo tomando el sol.
Lea también: La peligrosa moda de los tatuajes solares que alarma a los dermatólogos
Para prevenir lesiones típicas de temporada vacacional, o para recuperarse si ya es una víctima de ellas, aquí le compartimos unos consejos básicos.

1. Contra la piel reseca

La exposición al sol y permanecer mucho tiempo en el agua (mar o piscina) genera una pérdida importante de aceite natural de la piel.
La recomendación básica para evitar la resequedad que puede desembocar en lesiones más serias es utilizar una esponja para exfoliarse durante el baño al final de la jornada, para que luego pueda penetrar más fácilmente la crema humectante que ayude a recuperar la piel.

2. Para evitar los sarpullidos

El sudor generado por el intenso calor de la playa y las actividades que realizamos genera un exceso de sudor que puede quedar atrapado debajo de la piel, ocasionando sarpullidos o erupciones.
Personas utilizan sombreros en la playa
Un método sencillo de prevenir irritaciones labiales por exposición al sol es utilizar un sombrero.
Use una esponja para exfoliar la piel y liberarla de células muertas que impidan la transpiración, y tan pronto note áreas afectadas por erupciones emplee una compresa fría por unos minutos sobre la zona afectada, seguida por una crema humectante que contenga aloe vera o caléndula.

3. Ojo con los poros irritados

Para aquellos que se afeitan en temporada playera y comienzan a sufrir poros irritados en la zona de barba y bigotes, los dermatólogos aconsejan evitar el uso de todo tipo de lociones luego de rasurarse, y solo utilizar un jabón antibacterial. Luego aplique una crema humectante.

4. Cómo evitar lesiones en los labios

De nada vale el bronceado espectacular si al final del día se termina con un labio como volcán a punto de hacer erupción.
Para prevenir esta situación conviene utilizar un sombrero que permita proteger los labios de los rayos UV durante los días de playa.
Si sufre frecuentemente de este tipo de lesiones, algunos dermatólogos reseñados por el diario británico Daily Mail aconsejan consumir medicamentos como aciclovir antes de tener una exposición prolongada ante el sol.

5. Contra la insolación

Siempre use un protector o humectante que contenga SPF (siglas en inglés de Sun Protector Factor, Factor de Protección Solar) número 15. El grado de SPF mide la eficacia con la cual protegerá la piel contra los rayos ultravioletas emanados por el sol. A más alto el SPF, mayor protección.
Hombre expuesto al sol en la playa
La piel roja indica que ya sufres una quemadura. Aconsejan utilizar cremas con aloe vera o caléndula para aliviar el dolor y regenerar la piel.
En el medio especializado Lavozlibre.com recomiendan que la crema se debe aplicar, como mínimo, media hora antes de la exposición solar y esperar a que penetre en la piel.
Lea también: Consejos prácticos para elegir el mejor protector solar para tu piel
Si se precisa alguna otra loción como anti mosquitos, se debe aplicar después. La piel tiene que estar libre de colonias o maquillaje y aunque en algún caso se puede aplicar, siempre debe hacerse después.
Evite exponerse intensamente al sol entre 11 de la mañana y 3 de la tarde. Y repita la aplicación del protector solar cada dos horas.
Pero si ya se transformó en "langosta", evalúe lo que la página Trendencias.com aconseja: lo mejor es aplicarse en las zonas afectadas un gel que contenga aloe vera o aceite de rosa mosqueta para disminuir el dolor y regenerar la piel; cuando se bañe hágalo con agua fría, el agua caliente agravará el dolor; también funcionan remedios caseros como utilizar compresas con vinagre, por su condición antiinflamatoria.
También vale aconsejar que, aun cuando se use protector solar, no significa que se puede pasar todo el día a la intemperie, y que es buena idea consumir mucha agua durante los días de playa.