lunes, 24 de agosto de 2015

Cómo decir adiós a la resaca en seis pasos por SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE

Cómo decir adiós a la resaca en seis pasos  por  SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE
 


 



 
Mujer con dolores de cabeza. / GTRES ONLINE© GTRESONLINE Mujer con dolores de cabeza. / GTRES ONLINE

Una mala resaca puede suponer pasar todo un día 'perdido' en el sofá. Los excesos del alcohol pasan factura a la mañana siguiente demostrando que el descontrol tiene un precio. Tras una noche de juerga el despertar puede ser 'doloroso' y hacer que uno se pregunte por qué bebió más de la cuenta.
"La ingesta de alcohol produce cambios en nuestro organismo como deshidratación, alteración del equilibrio electrolítico, reducción de los niveles de glucosa en sangre y alteraciones hormonales y del sistema inmunológico que conducen a la síntesis de sustancias pro-inflamatorias, entre otros", explica Marta Gámez, nutricionista y directora técnica del Grupo NC Salud.
Para batallar contra la resaca, la mejor aliada es la dieta. En medio del abotargamiento 'post party', el instinto natural de muchos es lanzarse a por comida grasienta. "La hipoglucemia es una de las principales razones por las que sentimos la necesidad de comer alimentos calóricos y contundentes. Los síntomas de cansancio típicos de la resaca, también contribuyen a la necesidad (psicológica) de comer alimentos energéticos", cuenta la experta.
Beber mucha agua
Un consejo clásico, pero efectivo. De hecho, el mejor momento para ganar terreno a la resaca es justo al llegar a casa. Como explica Marta Gámez, se debe beber agua "a ser posible antes de acostarnos, así como cuando ya ha comenzado la fase de la resaca. De esta forma, conseguimos restaurar el equilibrio hídrico y evitar/paliar síntomas asociados al mismo".