sábado, 31 de octubre de 2015

La peste negra, la plaga que EE.UU. no ha podido erradicar POR SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE

La peste negra, la plaga que EE.UU. no ha podido erradicar POR SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE

Víctimas de la peste negra en el siglo XVII, en Londres.Image copyright Getty
Image caption La peste negra arrasó con las poblaciones de Europa en los siglos XIV y XVII.
"La mortandad devoró tal multitud de ambos sexos que no había quien cargara los muertos a enterrarlos, pero hombres y mujeres llevaron en hombros los cuerpos de sus pequeños hasta la iglesia y los arrojaron en una fosa común, de la cual se levantó tal hedor que era casi imposible pasar por el camposanto".
Así describe una crónica de la catedral de Rochester, Inglaterra, los efectos de la Peste Negra entre 1314 y 1350.
700 años después, sigue matando gente en Estados Unidos y en algunas regiones de América Latina.
El caso más reciente se registró en el estado de Oregón, EE.UU., donde una adolescente fue diagnosticada con peste bubónica.
La peste, algunas veces conocida como peste bubónica (la variedad más común), es considerada como la pandemia más devastadora del historia.
En el siglo XIV dejó unos 50 millones de muertos en África, Asia y Europa. En este último continente arrasó con la mitad de la población.
Lea: Otro caso de peste bubónica en Estados Unidos
Estalló otra vez en Londres en 1665 y, luego, una pandemia en China e India en el siglo XIX mató a más de 12 millones.

Cifras alarmantes

A pesar de los adelantos científicos, de mejores niveles de sanidad y de conocerse el medio de transmisión, la enfermedad no ha sido erradicada.
Es endémica en Madagascar, República Democrática del Congo y Perú. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), también persiste en Ecuador, Bolivia y Brasil.
Lea: ¿Por qué sigue muriendo gente de peste bubónica?
Mano con peste negraImage copyright SPL
Image caption La gangrena es una de las manifestaciones de la peste.
Más sorprendente aun es que se encuentre en EE.UU., donde ha ido en aumento.
Allí se registró recientemente un nuevo caso en el estado de Oregón; una adolescente que fue aparentemente contagiada por la picadura de una pulga durante un viaje de cacería en el condado de Morrow.
El viaje se inició el 16 de octubre y la joven cayó enferma cinco días después, siendo hospitalizada tres días más tarde.
El caso eleva a 16 las infecciones en lo que va de este año, comparados con un promedio de siete anuales, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), con sede en Atlanta.
El pasado 22 de junio, en el estado de Colorado, un adolescente murió por la enfermedad, aunque sus síntomas iniciales (mareo, fiebre) hicieron pensar que tenía una gripe.
Ya van cuatro muertes resultantes por la enfermedad en 2015, una cifra más alta que en cualquier otro año de este siglo.
Casos en EE.UU.
La bacteria responsable, yersinia pestis, fue introducida en EE.UU. por barcos infestados de ratas que llegaron de Europa alrededor de 1900, según Daniel Epstein, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
"La peste era bastante prevalente, con epidemias en las ciudades portuarias en el oeste. Pero la última peste urbana fue en Los Ángeles, en 1925. Se difundió entre ratas y ratones rurales, y así fue como se arraigó firmemente en partes de EE.UU.", dice.
La enfermedad es típicamente transmitida de animales a humanos a través de pulgas.
La mayoría de los casos ocurren en el verano, cuando la gente pasa más tiempo afuera.
"El consejo es, tomar precauciones contra las picaduras de pulgas y no tocar animales muertos en áreas endémicas", advierte Epstein.

Casos de peste en humanos

América Latina de 2000 a 2012

105
PERÚ
  • 10 BOLIVIA
  • 4 ECUADOR
  • 2 BRASIL
BBC
Esas áreas son Nuevo México, Arizona, California y Colorado, informa CDC.
Todos los casos de este año se originaron es esos estados o en otros lugares al oeste del meridiano 100, donde la geografía y el clima son ideales para los animales que portan las pulgas infectadas.

Endemia en América Latina

CalaverasImage copyright Thinkstock
Image caption La peste negra es considerada la pandemia más devastadora de la historia.
En América Latina, la OPS considera cuatro países endémicos para peste: Bolivia, Brasil, Ecuador y Perú.
Allí, los casos humanos que todavía persisten están muy localizados, en general ocurren en poblaciones rurales que viven en extrema pobreza y cerca de los focos de la enfermedad, expresó un informe de 2013.
El informe documentó que en los primeros 12 años de este siglo, cerca de 120 casos humanos de peste fueron reportados en la región, siendo 87% de ellos en Perú.
Particularmente, en el departamento peruano de La Libertad fueron reportados 33 casos, con cinco defunciones, entre 2009 y 2012.
Lea: Tres muertos en dos meses por la peste bubónica y neumónica, en Perú
La OPS opina que aunque es "considerada una enfermedad desatendida (es) posible de eliminar como problema de salud pública en la región".
Pero algunos expertos consideran que la existencia de una "reserva animal" que porta los trasmisores de la enfermedad hace muy difícil, si no imposible, la erradicación.
La viruela, la única enfermedad humana erradicada hasta ahora, no existe en animales.
Peste bubónicaImage copyright SPL
Image caption La peste bubónica es la variedad más común de la enfermedad y de la que más casos se han registrado en América Latina.
Lo mismo sucede con la polio, contra la cual la OMS tiene un programa de erradicación, aunque sigue endémica en Nigeria, Afganistán y Pakistán, y acaba de resurgir en Siria desde la guerra civil.
"A no ser que exterminemos los roedores, la peste siempre estará con nosotros", opina Epstein.
La peste negra tiene una tasa de mortalidad de 30% a 60% si no se trata.
Sin embargo, el tratamiento con antibióticos es efectivo si el diagnóstico se hace temprano.
Recientemente, la investigación se ha intensificado con científicos tratando de mejorar el diagnóstico y desarrollar una vacuna humana efectiva.
No sólo para bajar el promedio de siete casos al año en EE.UU., sino para combatir el remoto riesgo de que la peste se utilice como un arma biológica.