sábado, 21 de noviembre de 2015

Los seis mejores aperitivos para perder peso (y no son ni frutas ni verduras) POR SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE

Los seis mejores aperitivos para perder peso (y no son ni frutas ni verduras) POR SARKIS ARSLANIAN BEYLOUNE




¿Estás a dieta? Entonces probablemente estés cansado de incluir en tus cinco comidas diarias una pieza de fruta y que las verduras protagonicen tus cenas y guarniciones. Vamos, que en la frutería de tu barrio te conocen de sobra y no hay día que no saques de tu bolsa una manzana al dar las 12 del mediodía… Un poco repetitivo, ¿no crees?
El objetivo de cualquier régimen enfocado a la pérdida de peso es modificar nuestro hábitos para que los alimentos saludables y bajos en calorías inunden nuestro día a día, pero hay muchos más al margen de las frutas y las verduras. Sé original y decántate por aquellos que además de ofrecer múltiples beneficios para tu salud, también te sacien y te ayuden a picar menos entre horas. Así tu dieta será mucho más llevadera, variada y, lo mejor, efectiva.

Pistachos


Baratos, baratos no son, pero entre que los pelas algo amortizas. (iStock)© Proporcionado por El Confidencial Baratos, baratos no son, pero entre que los pelas algo amortizas. (iStock)
Los frutos secos ocupan siempre los mejores puestos de las listas de alimentos para bajar de peso. Y es normal si tenemos en cuenta que están llenos de proteínas y de grasas saludables, lo que hace que nos ayuden a mantenernos . Aún hay más: al contrario de lo que muchas personas piensan, apenas tienen calorías.
Generalmente escuchamos hablar de las nueces como el snack estrella para una dieta, pero un grupo de investigadores de la Universidad de Illinois descubrieron que son mejores los pistachos. Según los resultados de su estudio, aquellas personas que consumían pistachos con cáscara –que tenían que pelarlos, vaya–, comían un 41% menos calorías en comparación con los que comieron nueces peladas. Esto se debe a que al incluirse el proceso de pelarlos, engañamos al cerebro haciéndole creer que estamos ingiriendo más de lo que en realidad contiene la ración.