martes, 26 de abril de 2016

Las reveladoras imágenes de las bacterias que viven en nuestra boca POR SARKIS ARSLANIAN

Las reveladoras imágenes de las bacterias que viven en nuestra boca POR SARKIS ARSLANIAN

Steve GschmeissnerImage copyright SPL
Image caption Las imágenes fueron captadas con un microscopio electrónico de barrido o MEB.
Se calcula que tenemos unas 300 especies distintas de bacteria viviendo en nuestra boca.
Algunas de ellas son beneficiosas, otras, sin embargo, pueden causar enfermedades de la encía, caries, pérdida de dientes e infecciones en la garganta.
El fotógrafo Steve Gschmeissner se ha dedicado a captar el mundo microscópico que habita en nuestro organismo.
Para captar estas imágenes tomó muestras de la boca humana y las colocó bajo un microscopio electrónico de barrido (MEB), una costosa herramienta a la que muy pocos en el mundo tienen acceso.
Tal como afirma Steve Gschmeissner, poder usar un MEB para captar el microcosmos del cuerpo humano "es un sueño hecho realidad".
Steve GschmeissnerImage copyright SPL
Image caption Gschmeissner tomó muestras de la boca humana y las colocó bajo un microscopio electrónico de barrido (MEB). Con la microscopía electrónica se pueden producir imágenes de alta resolución de la superficie de cualquier muestra.
Steve GschmeissnerImage copyright SPL
Image caption El MEB puede aumentar los especímenes hasta un millón de veces y captar una imagen en 3D utilizando electrones que ofrecen una visión única.
Steve GschmeissnerImage copyright SPL
Image caption La boca contiene un enorme número de bacterias. Algunas de éstas pueden causar la formación de depósitos de placa en los dientes que conducen a caries dental.
Steve GschmeissnerImage copyright SPL
Image caption Algunos tipos de bacteria, como el estreptococo, se adhieren firmemente a las encías. Esto puede provocar enfermedades como gingivitis que a su vez conduce a la pérdida de dientes.
Steve GschmeissnerImage copyright SPL
Image caption Para distinguir los microbios que se encuentran dentro de las encías, los dientes y en el interior de la mejilla, se utilizaron colorantes artificiales.